La magia del e-commerce: Pros, contras y pasos a seguir. (Parte 1)

Índice de Contenidos

En un mundo donde el desarrollo tecnológico es el pan de cada día, seguramente escuchaste, más de una vez, el término e-commerce. Sobre todo cuando varios negocios —que mantenían sus operaciones de forma física y tradicional— han optado por subirse a la ola de las tiendas online y las ventas por Internet.  

Sin embargo, aún con toda esta información, la mayor parte del tiempo, contamos con una definición vaga de lo que esta palabra significa. Por lo cual, queremos compartir contigo, en este artículo, todo lo que necesitas conocer sobre el  tema. Así, tendrás una guía tanto si decides emprender en este modelo de negocio, como si quieres iniciar una plática con tus  amigos o familia en la próxima cena que tengas.

¿Qué es un e-commerce?

Comencemos respondiendo la pregunta más importante: ¿Qué es un e-commerce? Un e-commerce o comercio electrónico hace referencia a la práctica de comprar y vender productos por medio de internet —comúnmente, también, se lo conoce como tienda online—.

El primer ecommerce se fundó en 1992 bajo el nombre de Book Stacks Unlimited.

Como posiblemente imaginas, a lo largo de los años, las personas han visto en esta manera de comerciar una gran oportunidad laboral. Puesto que, permite lograr una diversificación del mercado y, a su vez, reducir las barreras espacio-geográficas que, hasta cierto punto, pueden alejarte de potenciales  consumidores. No obstante, y aunque no lo parezca, los comerciantes que poseen una tienda online deben mostrar un grado mayor de compromiso —con respecto a la atracción, conversión y atención de sus clientes—  que el dispuesto para aquellos que manejan un negocio tradicional. Por lo que, es necesario que sus productos, servicios y propuestas de valor sean actualizados de forma continua, tomando en cuenta los hábitos de consumo de sus compradores.

Puntos a considerar al abrir una tienda online 

Ahora bien, antes de sumergirte en este mundo es importante que tengas en cuenta y definas los siguientes puntos importantes: 

  • Decidir el tipo de productos o servicios que vas a ofrecer. 
  • Determinar el modelo de e-commerce que quieres gestionar. 
  • Contemplar las ventajas y desventajas de este modelo de negocio. 
  • Buscar una plataforma o sistema  que te permita manejar tu tienda online. 
  • Escoger la forma de pago y entrega de tus productos. 
  • Considerar procesos como la estrategia de marketing o los canales de atención al cliente que implementarás.

Tipos de e-commerce 

Si has tomado la decisión de crear tu propia tienda debes conocer los distintos modelos de negocio con los que puedes empezar a vender en línea. 

B2B (De empresa a empresa):

Este tipo de e-commerce se lleva a cabo cuando una empresa genera productos o servicios para venderlos a otras empresas. Con frecuencia, este modelo de negocio presenta transacciones de alto valor, lo que requiere de un sistema que permita  procesar dichos pagos sin ningún tipo de complicación. 

Asimismo, si has optado por esta opción de tienda online, será necesario que estés  preparado para afrontar situaciones como cambios en los precios, negociaciones en cuanto a criterios de pago, condiciones en torno a  la cantidad mínima de productos a vender, movilización, entre otras tantas, que pueden darse al momento de establecer acuerdos comerciales  con otras entidades.

Además, ten en cuenta que, el proceso de compra en e-commerce B2B suele ser largo y, en ciertas ocasiones, demoroso. Puesto que, tu empresa deberá persuadir a un grupo de personas —departamento de compras, junta directiva, gerentes de área, etc.,— para que tomen la decisión de adquirir lo que les ofreces.

Ejemplo de e-commerce B2B: https://corporate.exxonmobil.com/

B2C (Empresas a consumidores):

El comercio electrónico B2C consiste en la venta en línea de productos o servicios de una empresa a consumidores finales. A diferencia de los clientes de tiendas online B2B, los compradores B2C suelen realizar pedidos de volumen menor y tomar decisiones de compra más rápidas. 

Por lo que, si eliges este tipo de e-commerce tendrías que manejar una estrategia de venta enfocada en brindar precios estandarizados, agilidad y prontitud en la experiencia de compra, un proceso de búsqueda práctico —mediante nombre de la  marca o descripción de los productos—, y un buen sistema de entrega.A su vez, esta modalidad de comercio electrónico hace uso de un factor clave para entender a los consumidores: las emociones. Lo que te permitirá sacar tu lado innovador y creativo, al momento de pensar, crear y difundir los productos de tu negocio.

Ejemplo de e-commerce B2C: https://www.netflix.com/ec/

C2B (Consumidores a empresas):

Es un modelo de negocio en el cual el consumidor fija las condiciones de la transacción. De esta manera, el cliente propone y colabora con la o las entidades ofreciendo un servicio o producto determinado. Es decir, los primeros, son quienes generan el valor de lo negociado —mediante sus productos, servicios o conocimiento—. Como ejemplo de este tipo de negocio tenemos a las plataformas de profesionales freelance.

Ejemplo de e-commerce C2B: https://www.upwork.com/

C2C (Consumidor a consumidor):

Este modelo de negocio se desarrolla en plataformas que interconectan o comunican a consumidores finales para que puedan realizar un intercambio de cualquier tipo de producto. En otras palabras, es una comercialización entre particulares.

Entre sus principales beneficios se encuentran una mayor viabilidad de acceso al mercado, así como la facilidad de compra venta que proporciona una  negociación directa.

Ejemplo de e-commerce C2C: https://ec.ebay.com/

S-Commerce (Comercio por medio de redes sociales):

Es una forma de comercio en línea que utiliza las redes sociales como soporte y  canal de ventas; con el fin de promocionar tanto productos, como servicios. 

Esta especie de e-commerce se enfoca en dos factores: por un lado, en emplear plataformas —Instagram o Facebook, por ejemplo— como canal de venta directa. Mientras que, por otro, utiliza estos mismos medios para generar tráfico a la tienda en línea. 

Cabe mencionar que, si decides emprender con este modelo de negocio, es posible que tengas que cambiar constantemente tu estrategia de venta, puesto que toda interacción con tu contenido se basará en cuánto logre mostrar el algoritmo a tu página. 

Ejemplo de S-Commerce: https://instagram.com/elpulguerouio?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Ventajas y desventajas de crear un e-commerce

Existe una serie de ventajas que un e-commerce puede aportar a tu negocio, si se sabe aprovechar y manejar de una forma correcta. A continuación, te traemos algunos de los beneficios más importantes de los que podrás disfrutar si te aventuras en el mundo de las tiendas en línea.

Ventajas

  1. Autonomía: Al fundar tu e-commerce tienes la libertad para escoger —en base a tu criterio como dueño— el canal de difusión y diseño más alineado a tus productos y a los intereses de tu público objetivo.
  2. Accesibilidad de espacio y disponibilidad de tiempo: El comercio electrónico representa el punto medio perfecto entre gestionar un negocio propio y gozar de más disponibilidad de tiempo.  Puesto que, es posible para ti crear tu tienda virtual y administrarla desde la comodidad de tu hogar

Lo que te permite evitar todas las peripecias habituales para quien tiene un negocio físico. Además, se facilita el proceso de compra para los consumidores al poder adquirir tus productos fuera de un horario tradicional, que pueda chocar con los tiempos  laborales de tus clientes.

  1. Baja inversión de dinero: Otro beneficio de tener una tienda en línea es que puedes empezar tu negocio sin un alto coste de inversión. Esto, a diferencia de las altas sumas de capital necesarias para poner en marcha un local físico—en donde, en la mayoría de los casos, es necesario pagar un alquiler, comprar suministros y pagar  salarios—.

No obstante, recuerda que deberás destinar un presupuesto —menor que el de un negocio tradicional—para otras actividades como marketing para obtener buenos resultados.

  1. Recolección de datos: Un factor determinante para la buena gestión de un negocio en línea se establece en la relación que llegues a tener con tus clientes. Es fundamental, entonces,  conocer bien a las personas a las que van dirigidos tus productos o servicios. Para, de esta forma, ofrecerles una experiencia adecuada a sus necesidades e intereses.

Por lo cual, es una gran ventaja que en Internet se pueden recolectar —de manera menos compleja que en un comercio tradicional— los datos de los clientes que querrán adquirir lo que les ofrece tu e-commerce.

De este modo, si tu tienda online sabe cómo manejar esta información, puede mejorar su servicio al cliente e inclusive empezar a  personalizar sus estrategias de marketing.

  1. Proceso de compra/ venta automatizado: Hay que tener en cuenta que, en las tiendas físicas es necesario que el cliente llegue hasta el lugar, se sienta atraído y entre, antes siquiera de pensar en consumir tu producto.

Sin embargo, al tener un e-commerce tus consumidores podrán saltarse todo ese proceso y verificar, al instante, la disponibilidad de tus productos o servicios en cualquier momento que lo deseen. Asimismo, el comercio digital permite la posibilidad de expandir, mejorar y automatizar los canales de comunicación con tus clientes.

  1. Atención al cliente optimizada: Al crear tu propia tienda online podrás ofrecer a tus clientes múltiples canales de comunicación —chat en vivo, correo electrónico, mensajes directos por redes sociales o  llamadas telefónicas—. Ten en cuenta que, esto también dependerá del proveedor de alojamiento que utilices, mismo que puede brindarte,  en mayor o menor grado, información y recursos para facilitar el soporte a tus consumidores.

Desventajas:

  1. Fallos en los canales de difusión: Sitio Web/ Redes Sociales: Al manejar tu e-commerce por canales ligados a la conexión de Internet corres el riesgo de que estos puedan tener fallos, al presentarse problemas con la red. Por lo que, tu tienda podría mantenerse inactiva y perjudicar la visualización y compra de tus productos.
  2. Falta de seguridad en la compra: En la actualidad, los negocios que manejan sus ventas por línea implementan cada vez más sistemas seguros para garantizar el pago con tarjetas de crédito u otros métodos. No obstante, existen personas que aún no confían en esta modalidad de negocio y prefieren evitar ser estafados al introducir sus datos bancarios en la red.

Esto, por obvias razones, dificultará la venta de los productos que ofreces.  

  1. Dificultad de probar ciertos productos antes de la compra: Cuando se trata de negocios en línea, debes tomar en cuenta que tu posible consumidor tiene que asumir un pequeño riesgo al adquirir tu producto antes de probarlo.

Sin embargo, esta desventaja tiene una fácil solución. Puedes establecer entre las políticas de tu tienda online  la devolución del producto en caso de que el cliente no quede satisfecho con su compra. Esto, a su vez,  genera en el comprador cierta confianza hacia la marca.

  1. Logística de entregas: La logística de entregas puede causar verdaderos dolores de cabeza si quieres emprender en este tipo de negocio. Dado que pueden existir pocos servicios especializados para estas tareas o estos, a su vez,  pueden llegar a ser ineficientes.

Esto último podría ocasionar demoras en los envíos y hacer que los clientes desistan de la compra si los tiempos no se ajustan a lo que necesitan. 

Además, otra desventaja que viene ligada a los envíos es el coste adicional que estos representan para el comprador. En ocasiones, la adquisición de un producto tiene un sobrecoste por el transporte de este hasta la residencia del cliente; lo que produce cierta dificultad al momento de la compra. Mercado competitivo: En el creciente mundo del e-commerce prácticamente existen nulas barreras de acceso al mercado en línea. De esta forma, pueden encontrarse varias tiendas que ofrecen productos similares a los de tu negocio. Creando, así, altos niveles de competitividad. Para combatir esto, es necesario definir, desde un inicio, tu nicho de mercado y buyer persona —público ideal—para destacar y diferenciarse del resto de competidores.

Finalmente…

Es primordial que tengas en cuenta que, el e-commerce es una gran oportunidad de crecimiento si sabes cómo utilizarlo a tu favor.  Todo dependerá de lo que ofrezcas y cómo lo promociones. Por lo cual, necesitarás sobresalir de lo cotidiano y estudiar tu mercado de forma periódica. Esto, como ya imaginas te ayudará a prestar un servicio de alta calidad a tu audiencia.

¿Te quedaste con ganas de más información? No te preocupes, pronto publicaremos la segunda parte de este artículo. Manténte atento a nuestro blog y disfruta siempre de contenido de valor para ti y tu negocio.

Comparte en tus redes favoritas:
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Telegram
Email

Instala PerseoWeb en tu computadora.

Tenemos para ti una aplicación de escritorio, para que puedas acceder más fácil y rápido a tu sistema-.

 

Abrir chat
¡Hola! ¿Te podemos ayudar?
Escanea el código
¡Hola!
Bienvenido a Perseo Sistema Contable.
Escanea el código o presiona en "Abrir Chat" para conversar con nosotros ↘️